Todos los hombres son patanes…

y es de los patanes que me enamoro más.